Una joya de Doña Sol es una inversión atemporal. Un buen cuidado de ellas, sea cual sea su composición, te ayudará a conservarlas como el primer día.

Te damos una serie de consejos muy fáciles para que tus joyitas mantengan su brillo y duración :

  • Evita el contacto con productos cosméticos que puedan dañar su color. La laca, cremas, colonias o perfumes pueden hacer que tus piezas pierdan brillo.
  • Intenta siempre quitarte las joyas antes de ducharte, bañarte en el mar o en la piscina y participar en cualquier actividad física. El sudor, los productos de limpieza, el agua salada y el cloro pueden corroer tu joyita.
  • Las piezas bañadas en oro son, por defecto, más delicadas en perder el color con el uso. La velocidad a la que va desapareciendo el baño depende del nivel de PH de la piel, el nivel de sudoración o del nivel de productos químicos que soporte la pieza.
  • Guarda siempre tus joyas por separado, para que no se rayen ni se rocen unas con otras.
  • Usa las cajitas o sobres de terciopelo que enviamos con cada joyita para guardarlas y evitar la exposición a la luz solar.
  • Cuando las guardes, no las sitúes en el baño o sitios húmedos.
  • Para limpiarlas te aconsejamos que mezcles un poco jabón neutro con agua templada y frotes el artículo con tus dedos. Si quieres puedes utilizar un cepillo de dientes suave. El piezas bañadas en oro es importante que no frotes con tanta intensidad ya que puedes retirar el baño de oro.
  • También puedes usar paños específicas para limpiar plata, perfecto para que tus joyitas recuperen el brillo de nuevo en caso de que se haya oscurecido con el tiempo.

Si quieres bañar en oro alguna de tus joyitas de oro ponte en contacto con nosotros mediando info@doñasol.com Te daremos presupuesto de los baños de 3 micras que realizamos.